EL SOL

Ya se incendió la casa donde me criaron, no se salvó ni un trozo de aquel regalo que guardé enterrado, Ardió la voluntad luego el abrazo,  ardió todo el recuerdo que añoramos.

No somos mas que piezas de un mundo que no tiene solución, te niegas a escucharme pretendes engañar al ser, quien soy.

Puede que fuéramos igual dos gotas de agua en un mismo lugar secando a destiempo, no se donde mirar para olvidar que nada será igual a otro tiempo.

Si el sol quemó tu amor, al menos dímelo.No te escurras, no resbales dímelo.

Como puede ser que algo tan puro se haya muerto, sin poder entenderlo, debe ser el calor que nos dejó secos,  es el sol solo es eso.

El sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol.

Ya se incendió la calma con que nos hablamos, donde quedó aquel te echaré de menos si nos separamos, Ardió todo el recuerdo que añoramos, ardió la magia con la que soñamos.

No somos mas que piezas de un mundo que no tiene solución, te niegas a escucharme pretendes engañar al ser, quien soy.

Puede que fuéramos igual dos gotas de agua en un mismo lugar secando a destiempo, no se donde mirar para olvidar que nada será igual a otro tiempo.

Si el sol quemó tu amor, al menos dímelo.No te escurras, no resbales dímelo.

Como puede ser que algo tan puro se haya muerto, sin poder entenderlo, debe ser el calor que nos dejó secos,  es el sol solo es eso.

El sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol, el sol.

MUERTA LA CALMA

Llega tarde y sin hablar, llueve fuerte en el jardín, No se rompe esta tranquilidad. No se mueve esta pared, cuando mas quiero correr y aunque quiera no te puedo ver.

Siento el fuerte abrazo que me das, no me dejo tocar. Y consigues hacer que me sienta igual.

Muerta la calma me envuelven las palmas, noto las ganas de verme en la oscuridad. Sabes que hay gestos que pueden muy pronto conmigo y no lo puedo parar, cuando rompes mi tranquilidad. 

Llegas tarde, llega tarde Hoy, llegas tarde,  llega tarde Hoy.

Solamente oigo tu voz, ya no llueve en el jardín. Sigue siendo tan distinto hablarte, nunca nace de mí. Pasan los días cuento las horas a la sombra de tu voz. Noto tu abrazo, roza tu boca.

Si no entiendo la mitad y ahora, que ya no puedo salir caminando hacia la eternidad llegas tarde y no me dirás que te olvide, no me dirás que te olvide hoy.

Muerta la calma me envuelven las palmas, noto las ganas de verme en la oscuridad. Sabes que hay gestos que pueden muy pronto conmigo y no lo puedo parar, cuando rompes mi tranquilidad.

Llegas tarde, llega tarde hoy, llegas tarde,  llega tarde hoy.

PATINETE PERDIDO

Todo ha sido tan rápido y frustrante, yo tranquilo visualizando el oleaje, se oyen voces: ¡Patinete perdido! y mi familia en él. El sol casi que ya se ha ido, las olas vienen van, parece que los he perdido, como pudo pasar.

Y sigo con cara de idiota mirando hacia el mar,  pensando que el fuerte oleaje los vuelva a acercar.

Y de repente todo se torció, entré en pánico y luego saqué de golpe la preocupación, se os echa tanto de menos. Lalalara lalala y a la deriva, todos sufriendo. Lalalara lalala y a la deriva, todos sufriendo.

No hay aviso que diga lo contrario, no se ha visto a nadie en el agua flotando, quizá sea una broma de mal gusto, mi familia es así.

Puede que estén tomando algo, puede que estén mirándome a lo lejos, puede que estén riéndose de mí, puede que estén al otro lado.

Y sigo con cara de idiota mirando hacia el mar, pensando que el fuerte oleaje los vuelva a acercar.

Y de repente todo se torció, entré en pánico y luego saqué de golpe la preocupación, se os echa tanto de menos. Lalalara lalala y a la deriva, todos sufriendo. Lalalara lalala y a la deriva, y el patinete se hundió.

DAME UNA SEÑAL

Me costó bastante tiempo aceptarlo, que todo lo que aprendí en mi vida era falso. Y ahora estoy aquí esperando despierto al fin, y ahora estoy aquí en el árbol.

Puede ser todo tan diferente pero nada es, nada es lo que parece,  quiero entrar directo hasta tu mente y poder cambiar todo, lo necesito.

Suena bien, ser alguien importante, más que ser un perro malherido y encontré la paz conmigo mismo, subiendo hacia el abismo. Dame, dame una señal, que retumbe al infinito, me da lo mismo.

Dame una señal, enséñame otro rumbo, guíame a la libertad sobrevolando el  puto muro. Dame una señal, no quiero verlo todo oscuro, dame una sólo una señal que cambie mi futuro.

Me dejé llevar sin ti el vacío de la estupidez, las puertas del averno, vi la luz, se me escapó el momento de poder cambiar, todo lo que vivimos.

Ya no hay fe para que me levante, mírame, es todo diferente, volveré a ser el que se aguante hoy, no es distinto. Dame una señal que lo necesito,  que retumbe al infinito, me da lo mismo.

Dame una señal, enséñame otro rumbo, guíame a la libertad sobrevolando el  puto muro. Dame una señal, no quiero verlo todo oscuro, dame una sólo una señal que cambie mi futuro.

Rompe mi vida entera o dame una nueva. Cambia el cielo a la tierra.

Dame una señal, enséñame otro rumbo, guíame a la libertad sobrevolando el puto muro. Dame una señal, no quiero verlo todo oscuro, dame una sólo una señal que cambie mi futuro.

Dame una, sólo una señal, dame una, sólo una señal.  Dame que dame que dame que dame que dame una señal. Dame que dame que dame que dame que dame una señal.

EL ÚNICO CAPAZ

No recuerdo el día de ayer, frágil sueño que quiere volver y necesito creer, que alguien queda en este sucio andén. Veo personas que están condenadas en este lugar como llegué a despertar siendo el único capaz,  ooooh de sentir este sol y mirar hacia atrás, dónde está ahora mi hogar.

Invade y no se detiene, soy sin duda ahora el frenesí, haré hoy lo que deba para caminar y no morir. No seré una cuarta parte, sé que no seré una cuarta parte hoy.

No hay motivo, nada en que creer, sólo cuerpos persiguiéndome, no voy a caer, hasta que se acabe el mundo. Caminante, hora de comer, voy a darte todo lo que sé; sobreviviré, a este apocalipsis zombie.

No quedan reservas, tal vez sea el momento de cambiar de hotel y de enfrentarme otra vez, a esos zombies del anochecer.

No tengo miedo a luchar, no me importar salir a matar,cómo podré superar esta plaga de infección fatal. Ya no queda nada que perder, ya no queda nadie a quién vencer, yo solo… cuándo eres el único que queda en pie.

No hay motivo, nada en que creer, sólo cuerpos persiguiéndome, no voy a caer, hasta que se acabe el mundo. Caminante, hora de comer, voy a darte todo lo que sé; sobreviviré, a este apocalipsis zombie.

A este apocalipsis zombie.

IGUAL QUE AYER

Y ahora que mi garganta está rota ya no quiero volver a ser. A solas psicofonías me arropan y ya no quiero volverme al ver, al ver.

Tantas frases que ya quizá nunca más vendrán. Me derrumbo solo de pensar. Echando la vista atrás ¿por qué ya nada está igual? Reviviendo el mundo en soledad.

Todo sigue siendo igual que ayer fui yo el que cambié. Muere el rostro, deja de llover. Quien pudiera despertar y ser la luz que encienda este anochecer. Que desgarra el alma y ¿Ahora qué? Todo a solas se ve.

Una mañana llena de luz, la calle a oscuras Huelo tu aroma en un cajón. Dos flores secas en un rincón, el polvo las unió. Quinientas cartas donde solo estaba yo. Oigo tus pasos al soñar, Ya no me río cuando me haces esperar.

Y en el alba nacen flores negras con olor a ti. No me dejan ver. Todo cambia cuando no estás cerca y eso puede en mí, no me doy ni cuenta.

Todo sigue siendo igual que ayer fui yo el que cambié. Muere el rostro, deja de llover. Quien pudiera despertar y ser la luz que encienda este anochecer. Que desgarra el alma y ¿Ahora qué? Todo a solas se ve.

Una mañana llena de luz, la calle a oscuras. Psicofonías me arropan.

A TU REGRESO

Echo tanto de menos, todas las caricias todo ese calor. Pienso en cada mañana, que despertarás y no estará mi olor.

Pero yo, te pido por favor, que no olvides que aquí estoy, cuando te haga falta. Pero no, pero no te olvides que aquí estoy, esperando tu regreso hasta tu llegada. Suena a cuento, lo que abrazo el almohadón cuando me despierto. Sólo voy buscando lentamente tu respiración.

Y es de verdad que lo siento y no lo entiendo. Es de verdad que lo siento. Oigo tu respirar, tus entradas sin llamar, tus canciones y tu caminar sólo quiero verte amanecer y amar.

Echo tanto de menos, esa gran sonrisa que llena de luz a todo. Miro, todos los días, las fotografías donde sales tú.

Pero no me guardaré nada hoy, me entregare al cien por ciento cuidando tus alas. Te lo doy, te lo doy todo sin discreción, toda la fuerza que tengo de cada mañana. Suena a cuento, lo que abrazo el almohadón cuando me despierto. Sólo voy buscando lentamente tu respiración.

Y es de verdad que lo siento y no lo entiendo. Es de verdad que lo siento. Oigo tu respirar, tus entradas sin llamar, tus canciones y tu caminar sólo quiero verte amanecer y amar.

Echo tanto de menos.